abogados despidos Madrid
abogados despidos Madrid
Abogado de Despidos en Madrid
Abogado de Despidos en Madrid

Preguntas frecuentes relacionadas con la suspensión temporal de contratos (ERTE): duración, prestación, incapacidad temporal, despidos...

 

La situación excepcional generada con la pandemia por COVID-19 está teniendo una repercusión muy grave en la salud y, como no podía ser de otra manera, en la actividad laboral y la economía. Teniendo en cuenta que en estos días nos llegan muchas consultas respecto a los derechos que tienen los trabajadores con las medidas excepcionales que se han adoptado y sobre todo con los múltiples expedientes de ERTE que están tramitando las empresas, vamos a intentar dar respuesta a las preguntas más frecuentes que se nos plantean.

Es importante indicar que concretamente este artículo está redactado acorde a las medidas excepcionales y la regulación específica que se aplica por la situación de emergencia sanitaria en la que nos encontramos por el COVID-19. Por tanto, en una situación normal y fuera del Estado de alarma las consecuencias de un ERTE serán diferentes en algunos aspectos.

 

¿Qué es un ERTE?

La abreviatura de ERTE corresponde a Expediente de Regulación Temporal de Empleo. Un ERTE implica o bien suspensión de los contratos de trabajo o bien reducción de jornada entre el 10% y el 70% de la misma. En ambos casos se trata de una medida temporal que obedece a una causa económica, organizativa, productiva o de fuerza mayor.

No es un despido, sino una interrupción de la relación laboral, por lo que, no conlleva derecho a indemnización.

 

¿Durante cuánto tiempo se puede extender el ERTE?

En la situación que estamos viviendo, el ERTE se prolongará el tiempo que persista la fuerza mayor que lo originó, es decir, mientras dure el Estado de alarma y las medidas de contención, confinamiento, etc.

 

¿Durante el ERTE el trabajador sigue cotizando? ¿Cobra lo mismo?

Durante el ERTE, una de las medidas excepcionales adoptadas es que las empresas con menos de 50 trabajadores  están exoneradas de asumir las cotizaciones de los empleados que forman parte del ERTE, y para las empresas con 50 trabajadores o más la exoneración de la obligación de cotizar alcanzará al 75% de la aportación empresarial. Sin embargo, esta medida no perjudica al trabajador, ya que este  mantendrá las mismas cotizaciones que cuando estaba trabajando.

Ante una suspensión de los contratos, los trabajadores dejan de prestar servicios, y las empresas dejan de abonar los salarios. Los trabajadores pasan a percibir las prestaciones por desempleo. Tienen derecho a la prestación por desempleo aunque no hayan generado cotizaciones suficientes para acceder a cobrar el paro. Además, este tiempo durante el cual perciben la prestación por desempleo, no repercutirá en el paro acumulado hasta ahora de cara a futuras situaciones que puedan dar lugar al percibo de estas prestaciones.

La prestación por desempleo será del 70% de la base reguladora durante los primeros 6 meses, y del 50% de la base reguladora a partir del séptimo mes en adelante. La base reguladora se calcula en base a las bases de cotización de los últimos 180 días.

Si estamos ante una reducción de jornada, el trabajador prestará servicios durante el tiempo establecido tras la reducción de jornada percibiendo un salario en proporción a dicha jornada. El tiempo que se haya reducido la jornada se percibirá como prestación por desempleo, en la proporción de la reducción de la jornada.

 

¿Qué ocurre con el trabajador que esté de baja médica o Incapacidad temporal?

El trabajador seguirá con su baja médica. En en el momento que se curse el alta, se comunicará a la empresa y será entonces, cuando afectado por el ERTE, empezará a cobrar la prestación por desempleo.

 

¿Cuándo acabe el ERTE la empresa puede despedir a  trabajadores?

En un principio, cuando acabe el ERTE la empresa deberá volver a emplear a todos los trabajadores afectados por esta suspensión temporal en las mismas condiciones. El Real Decreto-Ley, en su Disposición adicional sexta, contiene una cláusula tendente a salvaguardar el empleo que impone la siguiente condición “Las medidas extraordinarias en el ámbito laboral previstas en el presente real decreto-ley estarán sujetas al compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad.”


Con ello, el trabajador gana cierta protección ya que, si una vez acabado el ERTE se procede al despido de trabajadores, la empresa tendrá que devolver el dinero que se ha ahorrado al estar exonerada del pago de las cotizaciones de sus empleados durante esta situación excepcional. Si aun así, el empleador decide proceder al despido, el trabajador dispondrá de 20 días para oponerse al mismo. 

Para ampliar esta información o para recibir asesoramiento personalizado en función de su situación concreta, contacte con nosotros en el 91 530 96 95 o 91 530 96 98.

Disponible consulta por SKYPE.

 

VALERO SAIZ ABOGADOS

C/ Embajadores, 206 Duplo 

28045 Madrid

Tfno. de Contacto:

91.530.96.98

91.530.96.95

639.758.443

Correo Electrónico:

info@abogadosdespidomadrid.com

Tweets de Valero Saiz Abogados @ValeroSaiz
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Abogados de Despidos en Madrid